Qué creemos

Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hayamos hecho, sino por su misericordia

Siete de nuestras doctrinas fundamentales

La Biblia

Creemos que es la palabra de Dios, toda ella ha sido inspirada por el Espíritu Santo para revelarnos la voluntad divina, su plan y su diseño; es nuestra infalible y única regla de fe y de conducta. (2da Tim 3:16)

Dios Trino y Creador

Creemos en Dios creador de todo lo que existe, revelado en tres personas: Dios Padre, Su Hijo Jesucristo y el Espíritu Santo, cada uno de ellos siendo Dios mismo con sus atributos divinos. (Juan 1:1-3, 1 Juan 5:7)

El Hombre, su pecado y sus consecuencias

El ser humano es una creación especial de Dios, fue hecho a su imagen y semejanza, le fue dada sabiduría y voluntdad propia; el hombre decidió rebelarse y desobedecer a su creador, provocando la separación de Dios, la entrada del pecado a la humanidad, la degeneración moral, la muerte espiritual, la maldición de la tierra y la condenación eterna. (Rom 3:23)

Cristo Salvador y Señor

Dios en su gran amor y misericordia, por medio de su hijo hijo Jesucristo, que vino, derramó su sangre para lavar nuestros pecados y resucitó para darnos vida eterna, ofrece el regalo de la salvación a todo aquel que por medio de la fe reconozca sus pecados y que Cristo es el único camino de redención y salvación. A partir de eso, no solo es nuestro Salvador, si no también nuestro Señor, rindiéndole nuestra voluntad para que sea el dueño y amo de nuestras vidas. (Rm 6:23, Juan 3:16, Gal 2:20).

La Obra Poderosa del Espíritu Santo

En el momento de nuestra entrega por medio de la fe a Cristo, su presencia viene a vivir en nosotros por medio del Espíritu Santo, produciendo el milagro del nuevo nacimiento y bautizándonos con su Espíritu, Él nos sella, nos llena de su poder para ser testigos de Cristo, nos guía, nos protege, nos ayuda en nuestras debilidades, nos consuela, y nos perfecciona en la obra de Cristo en nosotros. (Ef 3:20)

La Seguridad de la Salvación por Gracia

Recordemos que por obras propias nadie puede salvarse, la razón de nuesrra victoria y la seguridad de la salvación no radica en nosotros mismos, sino en el poder de aquel que obra poderosamente en nosotros, el Espíritu Santo, quien estará con nosotros hasta el día de la redención, tada la gloria de nuestra salvación es para Dios. (Juean 10:27-28), Ef 2:8)

La Venida de Cristo

Todos los redimidos por la sangre de Cristo formamos parte de un solo pueblo, y esperamos la venida gloriosa de nuestro Señor, con quien estaremos para siempre disfrutando en su presencia. (Juan 14:1-3 , 1 Tes 4:17)


La Iglesia Casa de Bendición es parte de la convención Bautista del Sur (SBC por sus siglas en Inglés).

Estamos unidos en fe, en cooperación y en el llamado de la Gran Comisión